Skip to content

Spray repelente de líquidos casero: receta fácil y efectiva

En esta guía encontrarás una receta sencilla y efectiva para crear tu propio spray repelente de líquidos casero. Con ingredientes comunes y fáciles de conseguir, podrás proteger tus objetos y superficies de derrames no deseados de manera económica y ecológica. Sigue los pasos detallados a continuación y disfruta de la tranquilidad de mantener tus espacios libres de manchas y daños causados por líquidos.

Para hacer un spray repelente de líquidos casero, necesitarás los siguientes ingredientes:

Ingredientes:
1. Alcohol isopropílico
2. Agua destilada
3. Aceite esencial de limón, eucalipto o menta (opcional)
4. Botella de spray vacía
5. Embudo
6. Recipiente para mezclar

Pasos para hacer el spray repelente de líquidos casero:

Paso 1: Preparar los ingredientes
– Reúne todos los ingredientes necesarios en un área de trabajo limpia y despejada.

Paso 2: Medir los ingredientes
– Utiliza el embudo para verter 1 taza de alcohol isopropílico en el recipiente para mezclar.
– Agrega 1/2 taza de agua destilada al recipiente.

Paso 3: Agregar aceites esenciales (opcional)
– Si deseas agregar un aroma agradable y propiedades repelentes adicionales, puedes incorporar unas gotas de aceite esencial de limón, eucalipto o menta. Agrega de 10 a 15 gotas al recipiente y mezcla bien.

Paso 4: Mezclar los ingredientes
– Agita bien la mezcla en el recipiente para asegurarte de que todos los ingredientes estén completamente integrados.

Paso 5: Transferir a la botella de spray
– Utiliza el embudo para verter la mezcla en la botella de spray vacía. Asegúrate de no derramar líquido fuera de la botella.

Paso 6: Etiquetar la botella
– Etiqueta la botella de spray con el contenido y la fecha de elaboración para poder identificarlo fácilmente.

¡Listo! Ahora tienes tu propio spray repelente de líquidos casero. Puedes utilizarlo para proteger tus muebles, alfombras u otros objetos de posibles derrames accidentales. Recuerda agitar bien antes de cada uso y almacenar en un lugar fresco y oscuro.

Aquí tienes algunos consejos finales sobre cómo hacer y usar un spray repelente de líquidos casero:

1. Prueba en una pequeña área: Antes de aplicar el spray repelente de líquidos en una superficie más grande, realiza una prueba en una pequeña área para asegurarte de que no cause daños o decoloración.

2. Mantén la superficie limpia: Antes de aplicar el spray repelente, asegúrate de que la superficie esté limpia y seca para obtener mejores resultados.

3. Aplica uniformemente: Asegúrate de aplicar el spray repelente de manera uniforme en toda la superficie para una protección efectiva.

4. Reaplica según sea necesario: Dependiendo del uso y la exposición de la superficie, es posible que necesites reaplicar el spray repelente de líquidos regularmente para mantener su efectividad.

5. Almacena adecuadamente: Guarda el spray repelente de líquidos en un lugar fresco y oscuro, lejos del alcance de los niños y mascotas.

Recuerda que, aunque los sprays repelentes de líquidos caseros pueden ser efectivos, es importante seguir las instrucciones de seguridad y tener en cuenta las precauciones necesarias al manipular productos químicos. ¡Espero que estos consejos te sean útiles!