Skip to content

Repelente de pulgas casero: protección natural para personas

En esta guía encontrarás información detallada sobre cómo crear un repelente de pulgas casero de forma segura y efectiva para proteger a ti y a tu familia de estos molestos insectos. Con ingredientes naturales y fáciles de conseguir, podrás mantener tu hogar libre de pulgas de manera económica y sin la necesidad de recurrir a productos químicos agresivos. ¡Descubre cómo mantener a raya a las pulgas de forma natural y segura!

Repelente de pulgas casero para personas:

Ingredientes necesarios:
1. Aceite esencial de lavanda: 10-15 gotas
2. Aceite esencial de eucalipto: 10-15 gotas
3. Aceite esencial de citronela: 10-15 gotas
4. Aceite esencial de árbol de té: 10-15 gotas
5. Aceite de coco fraccionado: 1/4 taza
6. Botella de spray vacía

Pasos para hacer el repelente de pulgas casero:

1. En primer lugar, selecciona una botella de spray vacía y asegúrate de que esté limpia y seca.
2. Agrega 1/4 de taza de aceite de coco fraccionado a la botella de spray. El aceite de coco actuará como base para los aceites esenciales y ayudará a que el repelente se adhiera a la piel.
3. A continuación, añade 10-15 gotas de aceite esencial de lavanda a la botella. La lavanda tiene propiedades repelentes de insectos y un aroma agradable.
4. Luego, agrega 10-15 gotas de aceite esencial de eucalipto. El eucalipto es conocido por sus propiedades repelentes de pulgas y garrapatas.
5. Después, incorpora 10-15 gotas de aceite esencial de citronela. La citronela es un repelente natural de insectos y tiene un aroma fresco y cítrico.
6. Por último, añade 10-15 gotas de aceite esencial de árbol de té. El árbol de té es un poderoso repelente de insectos y también tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas.
7. Cierra la botella de spray y agita bien para mezclar todos los ingredientes.
8. Para usar el repelente de pulgas casero, rocía generosamente sobre la piel expuesta, evitando el contacto con los ojos y la boca.
9. Puedes reaplicar el repelente cada 2-3 horas o según sea necesario, especialmente si estás en áreas donde hay una alta concentración de pulgas.
10. ¡Disfruta de un repelente de pulgas casero y natural para protegerte de estos molestos insectos!

Recuerda que este repelente de pulgas casero es seguro para la piel, pero siempre es recomendable hacer una prueba de parche en una pequeña área de la piel antes de su uso generalizado, especialmente si tienes piel sensible o alergias.

Aquí tienes algunos consejos finales sobre repelente de pulgas casero para personas:

1. Mantén la higiene personal: Bañarse regularmente y lavar la ropa con frecuencia puede ayudar a prevenir la presencia de pulgas en tu cuerpo.

2. Utiliza aceites esenciales: Algunos aceites esenciales como el de lavanda, eucalipto, citronela o menta pueden actuar como repelentes naturales de pulgas. Puedes diluirlos en agua y aplicarlos en la piel o la ropa.

3. Evita zonas infestadas: Si sabes que hay una infestación de pulgas en ciertas áreas, trata de evitarlas en la medida de lo posible para reducir el riesgo de ser picado.

4. Lava la ropa de cama con regularidad: Las pulgas pueden esconderse en la ropa de cama, por lo que es importante lavarla con agua caliente con frecuencia para eliminar cualquier rastro de estos parásitos.

5. Mantén tu hogar limpio: Aspira regularmente y limpia los espacios donde las pulgas pueden esconderse, como alfombras, muebles y rincones oscuros.

Recuerda que si tienes una infestación de pulgas en tu hogar, lo mejor es contactar a un profesional para que te ayude a eliminarlas de manera efectiva.