Skip to content

Repelente de mosquitos casero: Clavo y alcohol, la solución natural que necesitas

En esta guía te enseñaremos a crear un repelente de mosquitos casero utilizando clavos y alcohol. Este remedio natural es efectivo para mantener a raya a los molestos insectos y es una alternativa segura y económica a los productos comerciales. Sigue los pasos que te proporcionaremos a continuación y disfruta de un ambiente libre de mosquitos en tu hogar.

Repelente de mosquitos casero con clavo y alcohol

Ingredientes:
– 30-40 clavos de olor
– 1 taza de alcohol isopropílico
– 1 recipiente con tapa hermética
– 1 botella con atomizador

Pasos:

1. Comienza reuniendo todos los ingredientes necesarios para hacer el repelente de mosquitos casero con clavo y alcohol.

2. Coloca los clavos de olor en un recipiente con tapa hermética y vierte la taza de alcohol isopropílico sobre ellos. Asegúrate de que los clavos queden completamente sumergidos en el alcohol.

3. Cierra el recipiente herméticamente y agita suavemente para asegurarte de que los clavos se mezclen bien con el alcohol.

4. Deja reposar la mezcla en un lugar fresco y oscuro durante al menos 4 días. Durante este tiempo, agita el recipiente ocasionalmente para ayudar a que los clavos liberen sus propiedades repelentes.

5. Pasados los 4 días, cuela la mezcla para separar los clavos del alcohol. Puedes utilizar un colador o un paño limpio para este paso.

6. Vierte el líquido resultante en una botella con atomizador para facilitar su aplicación.

7. ¡Tu repelente de mosquitos casero con clavo y alcohol está listo para usar! Agita la botella antes de cada uso y aplica el spray sobre la piel expuesta para mantener a raya a los mosquitos.

Este repelente casero es efectivo y seguro para usar en adultos y niños, pero evita aplicarlo en zonas sensibles como los ojos o mucosas. Recuerda que, aunque los clavos de olor son un repelente natural, es posible que necesites reaplicar el spray cada pocas horas para mantener su efectividad. ¡Disfruta de un verano libre de picaduras de mosquitos con este repelente casero y natural!

Aquí tienes algunos consejos finales sobre cómo hacer y usar un repelente de mosquitos casero con clavo y alcohol:

1. Asegúrate de usar clavos frescos y de buena calidad para obtener mejores resultados en la repelencia de mosquitos.

2. Siempre realiza una prueba de sensibilidad en una pequeña área de la piel antes de aplicar el repelente en todo el cuerpo, para asegurarte de que no haya reacciones alérgicas.

3. Aplica el repelente de manera uniforme en la piel expuesta, evitando el contacto con los ojos y las mucosas.

4. Reaplica el repelente cada 2-3 horas o según sea necesario, especialmente si estás en un área con alta concentración de mosquitos.

5. Mantén el repelente fuera del alcance de los niños y las mascotas, ya que el alcohol puede ser tóxico si se ingiere en grandes cantidades.

6. Si experimentas alguna reacción adversa, como irritación en la piel, enjuaga con agua y deja de usar el repelente de inmediato.

Recuerda que este repelente casero puede ser efectivo para repeler mosquitos, pero no es tan duradero ni potente como los repelentes comerciales. Si estás en un área con alto riesgo de enfermedades transmitidas por mosquitos, considera usar un repelente comercial con ingredientes activos recomendados por las autoridades sanitarias.